Uno de los procedimientos básicos para la instalación de Windows es copiar su imagen ISO a un DVD o un pendrive, pero dependiendo del ordenador y su configuración, ambas vías pueden llegar a ser demasiado lentas, o poco convenientes. Con la ayuda de WinToHDD, es posible reinstalar Windows a partir de esa misma imagen ISO con facilidad, preparar a un disco duro con una instalación fresca, o clonar directamente el contenido de un disco sobre otro.


Un viejo truco que se utilizaba para acelerar la instalación de Windows 3.x y 9x era copiar el contenido completo de los discos de instalación en una carpeta temporal sobre el disco duro. De este modo, los técnicos no sólo se ahorraban el lento proceso de intercambio de disquetes, sino que también aprovechaban ciertos beneficios (ejecutar SMARTDRV de forma previa a la instalación hacía una gran diferencia), y garantizaban la presencia de todos los archivos de sistema en caso de que fuera necesario extraer algo más adelante. Ahora, las versiones principales de Windows se distribuyen como imágenes ISO. Para acceder a su contenido, las opciones básicas son tres: Usar algo como 7-Zip, montar la imagen con Daemon Tools u otra herramienta similar, o escribir todo el contenido en un disco óptico / pendrive.




Instala

Si la imagen ISO tiene más de una edición, WinToHDD te dejará escoger la correcta

El proceso formal de instalación asume que utilizamos la última opción, pero hoy tenemos un atajo extra: WinToHDD. Este programa divide sus funciones en tres partes: Reinstalación, instalación, y clonación. Cuando hablamos sobre reinstalar, básicamente lo que nos permite es montar una imagen ISO de la misma versión de Windows que poseemos en el ordenador, e iniciar el proceso de reinstalación con la ayuda de una imagen WinPE, evitando así la intervención de un DVD o un pendrive.





Windows

En los casos de instalación y clonación, se recomienda preparar las particiones por anticipado

Más interesante aún es la función de instalación normal, que reproduce esto en un disco duro diferente. Una vez que el proceso de copia finaliza, todo lo que tiene que hacer el usuario es reiniciar el sistema, cambiar el orden de arranque en el BIOS y escoger al nuevo disco (imagino que en este punto el disco puede ser retirado e iniciado en otro ordenador de ser necesario). Finalmente, la clonación no necesita una explicación mayor, ya que transfiere los datos del disco principal a una nueva unidad de mayor capacidad. WinToHDD es fácil de usar, pero requiere cierta preparación previa en los discos, ya sea si instalamos Windows de cero, o si vamos a clonar contenido. Aún así, creo que no es mala idea tener a esta herramienta cerca.

DESCARGAR EL PROGRAMA
DESCARGAR WIN TO HDD

Entradas populares